Archive for diciembre, 2012

#invicampada12 (I)

Jueves, 12 diciembre 2012

Buenas tardes desde el Infierno Blanco

Comunicamos a todos los que lean este post que hemos sobrevivido a la primera noche, aunque no las teníamos todas con nosotros. Desafortunadamente, hemos perdido a algunos castores y lobatos, tras tener que cruzar la ventisca de hielo y nieve que nos azotó desde el autobús hasta el albergue. Pero bueno, en realidad eran de los que no nos caían bien, por lo que la pérdida no minó la moral del resto.

Una vez nos instalamos en las habitaciones y empezamos a realizar las actividades, sólo tuvimos que afrontar la pérdida por amputación de varios dedos de manos y de pies. La buena noticia es que, a todos los que le tuvimos que cortar algo, siempre han quedado con dedos pares y les estamos enseñando a sacarse mocos con otros dedos no índices. Se están adaptando bien al cambio e incluso la novedad les hace gracia.

Luego llegó la noche con la consecuente bajada de temperaturas, lo cual no casó muy bien con la actividad que teníamos de nadar en el río Guadiana bajo las estrellas. Afortunadamente, el agua estaba algo más caliente que la temperatura exterior, que era de unos -20º y eso hizo que fuera una actividad muy agradable. Lástima lo del ahogamiento y el par de hipotermias.

Hoy el día se ha levantado maravilloso: con nieblas y una escarcha de varios centímetros. Pero no hay nada con un buen acto comunitario en calzonas y manga corta para levantar la moral … como suelen hacer amigos de otros Grupos.

Todavía no sabemos si la cena o el desayuno ha causado el malestar general y una especie de ameba intestinal que ha causado la aparición de “frenazos” en la ropa más intima de los afectados. No os preocupéis, no ha llegado a ser diagnosticado como epidemia por las autoridades locales.

Las actividades de la mañana han coincidido que eran la ruta hasta Montijo. No teníamos suficientes raquetas de nieve para todos y hemos tenido que repartirlas con el sistema que nos ha parecido más justo: luchas a muerte en la nieve. Los que han conseguido sobrevivir, han disfrutado de una mañana agradable en este bonito pueblo.

Como las cañerías estaban congeladas, no hemos podido conseguir comida caliente y sólo hemos podido descongelar algunos pedazo de carne con cerillas, pero esperamos tener esta noche el camping gas o, en el peor de los casos, quemaremos algunos sacos y mantas para calentar un poco la sopa.

Como podéis comprobar, estamos muy bien, no hace tanto frío como esperábamos y como os hemos dicho, y la gente se lo está pasando muy bien (vamos, los que están sobreviviendo…)

 

Volveremos a desinformar.