Archive for febrero, 2014

Mi participación en el Equipo de Medio Ambiente de ASDE-Scouts de España

Miércoles, 02 febrero 2014

Durante el fin de semana del 1 y 2 de febrero, tres scouters del grupo asistimos a diversas reuniones federales en Guadarrama. Llegamos el viernes por la noche y aprovechamos a juntarnos para cenar y ponernos al día de nuestras vidas.

Durante la mañana del viernes nos atrevimos, junto con otros scouts de diferentes partes de España, a realizar una pequeña ruta (12 km se podrían llamar paseo si no hubiera sido por las subidas y bajadas) por la sierra madrileña. En concreto, hicimos la ruta de “las trincheras”, donde pudimos disfrutar de aire limpio, trincheras y bunkers de la guerra civil, amistad y camaradería con personas que algunos acabábamos de conocer y, sobre todo un ambiente de hermandad scout único.

A medio día llegaron el resto de comunidades. Era increíble ver a las cerca de 200 personas que habría allí, cada uno de su padre y de su madre, con edades, estudios y acentos diferentes, pero con un mismo uniforme y unos mismos valores, construir un mundo mejor.

La verdad es que al principio me encontraba hasta perdido de ver a tanta gente. Tras la comida, tuvimos un ratito de descanso y comenzamos las reuniones. Por fin, después de casi un año conociéndonos solo a través de Skype y hangout, podíamos vernos en persona y abrazarnos como si fuéramos amigos de toda la vida.

Pasamos toda la tarde debatiendo sobre qué son para nosotros las técnicas scout (yo estaba en la gloria, ya sabéis que me gustan…) y acabamos marcando las bases de lo que será nuestro trabajo futuro. Tras cenar, nos fuimos todos a tomar una coca-cola para descansar un rato y contarnos nuestras vidas en un ambiente algo más distendido.

Me encanta descubrir cómo, a pesar de la distancia que pueda separar dos comunidades, hacemos un escultismo tan parecido pero, al fin y al cabo, todos pertenecemos a ésta gran organización que es el Movimiento Scout, ¿no?

A la mañana siguiente, terminamos de definir el trabajo antes de irnos para casa. Cuando estábamos todos en el hall para despedirnos, el ambiente era completamente distinto. Ya no estábamos con los de nuestra comunidad, sino todos con todos, compartiendo momentos, intercambiándonos teléfonos, y diciéndonos, “hasta pronto”.

Antes he dicho que parecíamos amigos de toda la vida, ahora puedo afirmar que, después de experiencias como estas, te das cuenta de cómo todos somos hermanos y de que, a pesar de la distancia, puedo decir que tengo grandes amigos en muchas partes de España que siempre van a estar ahí. En fin, no han pasado ni dos semanas, y ya estoy deseando poder participar en más actividades como éstas para descubrir cómo, poco a poco, estamos cambiando el mundo.

Un fuerte apretón de zurda:

 Sule Vega


Mi vida en el Escultismo II: Scherezade Romero Rodríguez

Lunes, 02 febrero 2014

Aquellos maravillosos años los recuerdo con mucho cariño y gran nostalgia. Llegué al grupo en el año 1989 con ocho añitos y allí estuve hasta diez años después, donde tuve la suerte de conocer mucha gente con la que rápidamente congenié, gente con la que estuve durante años y gente que pasó por el grupo durante un breve espacio de tiempo pero de todos ellos guardo un bonito recuerdo,

Cada semana deseaba que pasara rápido para que llegara el sábado a las cuatro de la tarde ,donde me reunía con el resto del grupo y mis amigas Inma, Sara, Mónica, Ana, Marisa, Pilar… en el local que se encontraba en el antiguo colegio Nazaret, en la Madrila, más tarde nos trasladamos a los salones de San José, donde hoy día seguís. Allí hacíamos muchas cosas diferentes: talleres, juegos, Gimkanas… y batidas de limpieza porque, como bien decíamos, teníamos que dejar el lugar mejor que lo habíamos encontrado, con los que a la vez que nos divertíamos, aprendíamos una serie de valores sin darnos cuenta.

Cada época del año tenia su momento especial, desde ir a cantar villancicos a los ancianos de la residencia asistida o hacer la operación kilo en navidades, hasta el campamento de verano, 15 días que daban para hacer muchas cosas, me encantaba hacer vivac y pasar toda la noche durmiendo al aire libre y hablando con los amigos. Los fuegos de campamento eran momentos muy especiales que tengo muy grabados en la memoria, salir por la noche para meterte en las otras tiendas sin que te pillaran,al que le tocaba servir ayudando en la cocina,talleres en los que aprendí orientación y rastreo, primeros auxilios o comunicarme en morse. Lavar la ropa en el río con flota o lagarto y ya cuando eramos más mayores hacer supervivencia, y como no, celebrar el día de San Guarro.

También estaban todas y cada una de las acampadas que se hacían desde la apertura a  la clausura de la ronda y los festivales de la canción.. Pasé por lobato perteneciendo a la seisena verde, tropa en donde fui Tucán, por cierto, de las que ganó San jorge, todo un orgullo para nosotras y fui esculta, con muy buenos monitores que cuidaban de nosotros y hacían que el escultismo fuese algo maravilloso que había que practicar. Algunos de ellos fueron Ángel, Maribel, Anabel, David, Cucho… personas que por aquel entonces influyeron muy positivamente en mi.

En su día hice varias promesas, por lo que considero que aunque ahora no este en el grupo siempre seré una Scout. Ahora tengo una niña, todavía muy pequeñita, pero en cuanto tenga la edad, me encantaría que ella pasara por las mismas experiencias que pasé yo formando parte del grupo Azimut.

 

Scherezade Romero Rodríguez
Educando del grupo desde 1989-1999